martes, 1 de mayo de 2012

Un manifiesto para la eternidad...


UN MINUTO DESPUÉS O UNO ANTES…/ Poesía de José Ignacio Restrepo
AL LLEGAR…



Llega la luz inútil de algún sitio,
el brillo de un bombillo avejentado
cuyo corto resplandor en nada alumbra
este pasillo angosto donde me hallo,
en solitario enfado y errabundo,
por el tiempo perdido en el apuro
y el descanso sin nada de futuro,
mirando otra vez al fondo el patio
o el final de la cuadra desde arriba,
donde el bello mirador es la salida
para el tiempo perdido del estudio.

Tu como yo seguro has preguntado
a nadie especial sino hacia adentro,
para qué tanto frío despertar
tanta prisa corriendo al madrugar,
obedeciendo la voz autoritaria
de papá que dice que me apure,
que pronto llegara el bus a llevarme
al lugar que llamábamos colegio,
allí donde se esmera en preparar
aquel maestro de pavor perdido,
que pretendió explicarme la verdad,
lo que él llamó ante mi revelación,
lógica, matemática, ciencia, religión,
y ahora cuando viejo puedo ver
que era torpe yo, también mi padre,
obsesamente torpe mi maestro,
y el sistema obviamente,
por supuesto...

Y añado sin afugias algo más,
fuimos todos ladrillos de cristal,
ornamentos para dar sentido a algo,
que no estaba probado ni negado,
el sistema precisaba jugadores
y allí llegamos todos a jugar,
aquel que sabe más debe ganar
y tendrá en recompensa bellas cosas
su valor y el de ellas probarán,
que ganó la carrera sobre todos…

Ahora ya sabemos la verdad,
que las cosas no son tan necesarias
ni constituyen en si mismas premio alguno,
y que saber no te confiere la verdad
pues todo es según dónde se mire,
mi saber ha de ser un bien real
si algún otro lo debe algo apreciar
para ir hacia adelante todos juntos
haciendo del futuro nuestro hogar.

JOSE IGNACIO RESTREPO ARBELAEZ
Todos los derechos reservados.

jueves, 19 de abril de 2012

Un par de alas, alma.



Oye alma…
que de tan gemela me dañas
¿no ves acaso el viento
esa vaharada de mi aliento
que golpea en tu ventana
la impotencia de ver tu sufrimiento?

Oye alma…
yo te guardo donde siempre
envuelta en lino cual tesoro
bajo la muda almohada
sobre la que lloro
sobre la que sueño y hasta invento
que poseo una fábrica de alas…

Oye alma…
si tú desesperas o añoras
soy yo quien se desangra
si te faltas o me faltas
se apaga la luz en mi casa
y no hay Durero que me pinte
con nueve cabezas de larga
como una vestal postmoderna
o como a Eva, descalza…

Oye alma…
si los poetas volaran
no habría nada
sólo páginas vacías
y cielos preñados de pieles
las estrellas sin ser vistas morirían
y con ellas
la esperanza…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

domingo, 15 de abril de 2012

A cruz o cruz...


Qué sentido tiene amar de esta manera
sólo sabiendo el comienzo…
el final como quimera
y el camino tan abierto
que ya no es camino
es acechante desierto…

 En mi mundo las monedas
tienen solamente un lado
la de la cruz de la evidencia
la cara en este caso
es la de la suerte que no lanzo
porque es el giro siempre
propenso al desencanto
que no cae nunca sobre mis manos
pero llaga el alma que sigue confiando
hallar en mis bolsillos gastados
alguna cara de vez en cuando…

No uso monedas hago cambios
cambio ilusiones por sueños
cambio vida real por orgasmos
huracanes, terremotos, tolvaneras
todo vale para el alma enferma
que ya no puede vivir serena
porque te ha encontrado
y no tiene cara en sus monedas
ni tiene herramienta en sus manos.

Carmen Soriano Lopez
Todos los derechos reservados

sábado, 7 de abril de 2012

OTRA RULETA RUSA, LA ÚLTIMA




A estas de horas de la agonía
ya nadie vigila la ciudad ni sus calles
campa a sus anchas un olor a podrido
que ha dejado como mancha
el hueco fatal de la caridad
ni siquiera la tiranía
tiene ya que ver con esto
fue el principio el que propuso
su propio final y su entierro…

No me quejo, no podría
soy uno más de los futuros muertos
que no hicieron nada cuando podían
y ahora sólo tiene para comer los restos
mientras esconden su impotente vergüenza
en el raso de su hipotecado féretro…

A esta hora devana los sesos la pregunta
qué verso de verdad tumbaría
lo que no ha edificado la historia
sino la arrogancia y la codicia
de ese perverso que ya somos todos
da igual llamarlo sistema, tú, yo
gestores, tecnócratas o desgobierno
si siempre era otro el que se moría
en un país más abajo
y de un país más arriba
era la obligación de poner remedio…

En el cinismo de esta ruleta
de los uno por los otros
hemos perdidos todos
algunos hasta los ojos
los que para bien o para mal
aún vemos
solo queda a soto voce el quejido
y algún poema lastimero
sobre lo que pudo haber sido
intentando no aburrir por repetirse
en lo tantas veces dicho:
que todos éramos uno y el mismo
que era sólo uno el planeta
que no hay esputo que no caiga
sobre la frente arrogante
del que al cielo lo lanza…
que no hay mal que cien años dure
ni cuerpo que lo aguante
que se acabó lo que se daba
que pim, pam, pum…
y que sálvese quien puede
si queda alguien que pueda salvarse

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

sábado, 31 de marzo de 2012

EXTRAÑA



Cuánta derrota se puede asumir
antes de vivir un instante de gloria
Cuánto de muerte se puede sentir
antes de bajarse de esta noria…

Qué jodida cuarteta, maldito soneto
valdría hoy para decir cuánto perdí
por buscar en mi antiguo alfabeto
algo que me perteneciera a mí…

Si sólo este borrón y cuenta nueva
es el daguerrotipo de mi extrañeza
frente a este aire que me renueva

y si hasta ayer todo era perder
que sea mañana esa promesa
de todo cuanto aún queda por ser…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

jueves, 29 de marzo de 2012

Un sueño, con su vuelo...



No todas las historias se convierten en leyenda
pero cuando ocurre dejan de ser sólo historias 
se trascienden 
la eternidad se convoca
se vuelven indisolubles en las aguas del olvido
indelebles en el lienzo de la memoria y su vigencia
se perpetua de boca en boca
como lo hace de parto en parto la especie
sin embargo, en ocasiones, una leyenda 
se queda en su origen
porque es tan sublime que nunca podrá 
caber en ninguna boca 
no habrá lengua que con justicia
la traduzca o la describa 
entonces 
sólo puede convertirse en el sueño de un destino
y su final
se desdibuja y se transforma en puro devenir
en la absoluta posibilidad 
de cada uno de los mundos futuribles…

Si por privilegio de la suerte alcanzas a ser testigo
del comienzo de una de estas historias
si puedes ver su origen 
conocer a alguno de los héroes o heroínas 
que sin saberlo aún
como buen actor legendario 
están preñando el futuro de utopía
si se te concede esa gracia, 
nunca volverás a dudar
de que un sueño es una realidad 
que apenas entre algodones germina…

Yo conozco un amor de leyenda que como historia
no se ha trascendido
se ha quedado atada a sus protagonistas
como guardián de un porvenir 
que aún no siendo el mío 
me alienta, me llena de esperanza 
alimenta mis sueños y sufraga 
cualquier gasto de mi empeño por lograr 
vivir algún día 
el amor verdadero…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

sábado, 24 de marzo de 2012

Ser de ti



No cabe la fe en el razonamiento
que te hace mi dueño en cada verso
ni cabe llamar don o gracia
a este afortunado momento…
Ácrata corazón sin gobierno
que se conforma con ser
tan solo el bufón de tu reino
o el falaz conteo en tu democracia
la voz callada de tu silencio…

Ser algo de ti siendo tú todo
mi patria
mi senado y parlamento
mi escuadra y cartabón
mi martillo y mi hoz
Ser algo de ti
el qué no importa…
tu ágora o tu calabozo
una ilota o la diosa de tu templo
ser la llave de tu ciudad perdida
o la consorte de tu imperio
tu última colonia conquistada
o del cajón de tus impuestos la bisagra
ser tu edén o ser tu infierno
pero ser de ti
si ya te he dicho que eres tú mi dueño
quiero  ser tu último minuto
o de tu nueva historia el primero…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

miércoles, 21 de marzo de 2012

De lo hallado y regalado


Perderse es tan fácil como respirar
y tan inútil como dejar de hacerlo…
hallarse
es otra cosa
es ser el aire
el lugar donde ocurra
no siempre importa
en el envés de una carta
en la última pereza del diablo
en la verticalidad de las sombras
o en un rayo de luz
que se escapó inquieto
del candil de la memoria…
no importa donde ocurra
hallarse siempre es un reto
lograrlo siempre sabe a gloria
como ahora
en este instante
que descubro mi nombre y mi rostro
en el último rincón imaginable
en la belleza sublime de un tendón
que me inserta por amor
en el centro mismo de la pasión…
pliegue que contiene mis iniciales
y la feliz promesa de que ahí
...realmente estoy yo…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

sábado, 17 de marzo de 2012

Angel y cascabel



Como la cascabel de los mayas
pierdo la piel para cerrar el ciclo
y renuevo con el sol mi karma
cambio y reciclo
la estación en mi alma…
pero no dejo un momento de ser
esa única que te ama…

Jamás dejaré de ser soberana
nunca abandonaré mi causa
ni la de cualquiera si me llama
No bajaré jamás la mano
que he de dar si la busca un hermano
siempre en mi atuendo un signo dirá
propalestina y prohumanidad….
Seguiré desertando de la guerra
si no hallo allí mi nombre o mi bandera
en la que un día bordé una justicia
que no solo era ciega
tampoco sabía de la letra pequeña
de arriba o abajo, de izquierda o derecha
Seguiré escribiendo para mi armario
para mi mesa, para mis sillas
para mi hambre y vacíos anuarios
para mis antepasados del futuro
y para tus ojos que son sagrados…

Llegarán las estaciones
nuevos días alumbrando
exigiendo a la piel el cambio
de nuevas mudas los dolores
seré otra vez la cascabel
pero el alma la dejaré
intacta
para mí porque la amo
para ti
por ser
el más fiero ángel que la guarda…

Carmen Soriano López
 Todos los derechos reservados

jueves, 8 de marzo de 2012

La paz cercana



En algún momento impredecible
la historia nos reclama
y ocupar ese lugar es imposible
sin conocer la esencia que nos llama
su forma o lugar, intencionalidad
sólo la potencia sobrehumana
de esa voz y su llamada
tal vez el verdadero yo o el otro
quizá Dios, el todo o la nada
pero con ella todo se aclara
bajo una lluvia sin nombre
que no moja pero cala….

Corceles alados, duendes y hadas
princesas dormidas en libros quemados
llantos, apuestas e ideologías
sueños, victorias y caídas
todo llega en esa voz amalgamado
se torna la realidad fantasía
y fantasía resulta todo lo logrado…

Vértigo y asombro anonado
en ese instante de absoluta carestía
donde todo se queda iluminado
y ciega el desconcierto los ojos
que no saben de mensajes
ni de cómo está el azar orquestado
la forma y modo incomprensible
en la que vamos unos con otros enlazados..

La conciencia lentamente va despertando
y relega al ego a un lugar más apartado
desde donde no podrá hacer más daño
ni el miedo llegará
pisando el césped recién regado…
una primavera invernal que florece
desde lo más profundo de un yo sincronizado
que siempre habló tan quedamente
que hay bajarse del mundo para escucharlo…

La soledad ya no es enemiga
sino la justa exigencia precisa
para dar con el tono verdadero
que desate los nudos de la mentira
y libere el alma sometida
sanando cada una de sus heridas…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

viernes, 2 de marzo de 2012

Una extraña piedad




Lo peor del olvido
es la forma como ataca
viscoso y paulatino
se infiltra en los tejidos
y como carcoma horada
hasta que la identidad mata
en los bordes de tu persona…

Lo más cruel del olvido
es su pronóstico inadvertido
no hay síntoma ni señal
hasta que en fase terminal
miras tu espejó y está vacío
y apenas puedes recordar
que ayer o en otra vida
tú eras el reflejo más querido
no recuerdas tus victorias
ni la forma en que te amabas
no te acuerdas de los otros
ni los itinerarios que marcaban
tu rumbo fijo a la utopía
y a la plenitud que merecías
por el derecho inalienable
de ser siempre tú misma…

El olvido es proxeneta de la muerte
y cuando acaba su tarea te la envía
como regalo de fin de fiesta
sabiendo que es su puta más cara
y se cobrará el servicio con tu vida
pero a veces la muerte se cansa
de tanto trabajar para el olvido
sin que ella nunca olvide nada
ni un nombre, ni una cita
o el espanto que provoca su cara…
Entonces
 en un acto de rebeldía casi humana
sólo te roza los labios
te acaricia las manos y dice tu nombre
tu nombre…
como mágico resorte
abre el cajón de la memoria
y como fotones los recuerdos se disparan
tus apellidos
los nombres de tus amigos
la lección de cada fracaso
cada logro obtenido
y si has tenido ese día
que la muerte de ti se apiada
se va sin cobrar y te deja
con un puzle de luz y una duda
si podrás unir bien todas la piezas
y ver la imagen correcta de tu existencia…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

Si lo último es primero



EL CALOR
Abrochados
como botones antiguos
que ofertan al ojal su óxido
señal de su unión indisoluble
y el paso implacable del tiempo
aún cuando ya está la tela raída
y el abrigo es sólo un trapo viejo
así perduran en mi alma los recuerdos
abrochados con sus manchas
a cada uno de mis cabellos
el primer tomento y el último delirio
la música del rito del domingo
del que deserté pero con honor
el olor a azufre en mi cuna
y el tacto de cada una de las manos
que rozó mi abrigo hasta gastarlo…

EL AIRE
Suspendidos
como partículas de argón
que filtrará algún alveolo desconocido
en el equívoco de una inspiración
informes y pequeños fragmentos
de la historia deshilvanada por el tiempo
revolotean inquietos sobre mi cabeza
pidiendo auxilio y consuelo
días de lujo en la espalda
y bajo los pies un par de alas
La estancia en la sala de los mil gozos
y el fin de la carrera no empezada
el dolor sin nombre ni etiología
que anestesió el futuro en demasía
dejando comatoso lo venidero
y el flashback de cada sueño
que naufragó en el mar de la desidia…

LA LUZ
Intermitente
como el brillo de las luciérnagas
que se afanan en hacer de la luz vida
y así dejar su huella en el futuro
con legiones de ADN eternamente vivas
Así se afana el sol del mediodía
en prolongar el espacio sin sombras
donde una nueva oportunidad cabría
si no existiera la noche y no trajera
el maleficio de reconocer en ella
a cada uno de sus hijos
si no los viera copular
con cada buena intención
o cada noble instinto
híbridos demonios que se paren solos
y se esconde bajo la piel de la espalda
antes que los extermine el alba…

EL ULTIMO LUGAR CUANDO ES PRIMERO
En este lugar bailan los muertos
sobre ataúdes de nonatos
de poetas, de ingenuos
aquí nada tiene un nombre verdadero
ni ninguna historia se acaba
En este lugar desprovisto de alma
que algunos llaman infierno
solo a causa de su ignorancia
pues aquí el frío es lo que quema…
en este lugar los recuerdos no abrigan
ni revolotea la vida buscando su cronología
ni sale el sol o el pensamiento
aquí no se respira
en este lugar duras tanto tiempo
como te mantengas de pie
y conteniendo el aliento…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados.

jueves, 1 de marzo de 2012

Otro día de olvido



Como el agua estancada
se pudre mi pensamiento
acuden lágrimas en cascada
en el más vano de los intentos
de mover mi agua, oxigenarla
recobrar la vida el fluido el movimiento
Esta quietud asesina
borra las letras de mi nombre
como lluvia sobre tiza
que deja solo el rastro albar
de una forma primigenia
que alguna vez nombraba algo
carne sustancia o latido

Alcanza el mediodía el edema en mis párpados
mientras por la persiana entreveo la sombra
del atardecer absoluto pregonero
de esa noche asesina que otra vez
sin remedio llega
La fuerza lograda al alba se resquebraja
como la fina porcelana por el golpe
de algún crío descuidado que inocente
los trozos contempla buscando en ellos
a las pastorcilla original que le sonreía…

La oscuridad se derrama alrededor
y la lámpara no me escuda
me abstraigo de todo
incluso de mí misma
me sujeto al humo de mi cigarro
ideando que con él me elevo y desaparezco
pero no…
La noche llega altiva y exigente
y me encuentra sin moneda
ni bien procurado que ante ella
amortice mi existencia…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

martes, 28 de febrero de 2012

De tu molde mi brazo



HOMBRE DE BARRO 

Una semilla en tu útero
Sembramos, el brío y el afín
Una pella tras otra
Un remiendo, una nueva articulación
Una espátula, un estrangulamiento
Un añadido, un arranque, tus ojos, mis manos
Un tiempo, un desdén, un rechazo de horas perdidas
Un hombre de barro, resultas con boca apocada
Un sueño, te digo con miel en tus labios
Ya ciega, no ves el barro, no ves al hombre, simplemente ves
Un ser nuevo, una creación…

SANTIAGO PABLO ROMERO


No sé dónde estás, ni siquiera si todo esto es una broma, porque te quieres escapar de pagar esa cerveza junto al mar y los espetos que me debes. No sé dóndes estás fuera de mi alma modelada por tus letras, no sé dónde estás ni siquiera sé si querría saberlo.

Quisiera hacerte un poema, nunca una elegía, no estás muerto, no te dejo, no puedes como no puede morir el viento, ni el rojo que tiñe la utopía cuando un hombre  como tú levanta su puño izquierdo.

Los poetas no mueren, yo no te dejo, no puedes hacerlo mientras quede una sola de tus líneas  amancebando los recuerdos, enervando la integridad hasta convertirnos en humanos verdaderos, tu sueño, aún tienes que seguir con ello, yo sólo podría ser una onda irreverente haciéndote eco, porque nunca he sido inmensa más allá del honor de tus ojos, y no lograría nunca provocar la convulsión precisa que hace de tu poesía, armas contra todo mal hijo de la hipocresía, contra el gregario abandono de la conciencia progresista,  contra el olvido de aquellas palabras de los mensajeros de lo cierto.

Sólo tú puedes mantener viva esa pelirroja que conoce de mi alma los rincones más perversos y hace con ellos espuma y poemas perfectos. Tú no puedes morir, yo no te dejo, los bluesman no mueren, acaso se transforman en viento… quizá por eso no te encuentro, estás atrapado en el vientre de un saxo, o tal vez sólo recreándote en el cuerpo de tu amor eterno allí donde estéis los dos, que sólo en apariencia es lejos.

Tú no puedes morir, yo no te dejo, aún quedan por rescatar mil palabras del olvido, y sólo tú puedes hacerlo, yo las busco en el diccionario pero no las encuentro, están todas guardadas en tu cajón de poeta soldado, esperando que las pongas en tu pluma y las dispares, te sigo guardando mi corazón como diana y mi borreguismo sigue siendo tu enemigo, ven a abatirlo, te está retando…

Donde quiera que estés no me sueltes de la mano, me gusta ir de excursión contigo, al bosque encantando de los inicios donde la encontraste, a la montaña de los logros perpetuados en cada corazón amigo, a ver el mar que se postra ante ti sumiso y agradecido, a la plaza a remover las conciencias adormecidas o al futuro, el de Cohen o el de Aute, pero contigo... No me sueltes, mi brazo es largo, tú lo has entrenado para que pueda tocar el infinito.

(Donde quiera que estés espérame, algún día me encontraré contigo, guarda los besotes y los guiños, la serena confianza y tu aliento siempre amigo, guárdalos porque los necesito…)

Carmen Soriano López
(a mi amigo y poeta, Santiago Pablo Romero, donde quiera que esté)

domingo, 26 de febrero de 2012

Amor te digo


Te digo amor por ser la causa
mi amor porque eres mío
y dejo para el resto tu nombre
junto a mi circunspecta mascarada
la inhóspita secuencia de palabras
que nada dicen por ser nada

Eres latido y pulso vivo 
en cada una de mis estancias
luz y verdad que predico
en el desierto de mi ilógico olvido
Sacra puñalada repetir tu nombre
cuando mi alma amor te llama
a gritos de silencio necesario
grapado al borde del inicio
de la eterna historia inacabada.

Te digo amor y te bautizo
con el agua de mi voz más clara
que sólo dentro así te llama
y deja tu nombre a la falacia
a los días carroñeros que nos separan
a las horas imposibles y los duelos
que no ha de ser el amor una batalla
cuando fue mi rendición completa
incondicional y lo primero...

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

sábado, 18 de febrero de 2012

viernes, 17 de febrero de 2012

Sin duda o con todas



Con este frío en los huesos
y esta sed en el alma
no se puede dudar un momento
ni por delirio ni método
de la existencia dada
sí de su dignidad y mérito
de su error y su acierto
de su ayer o su mañana…

Dudar de hecho es lo que queda
talado el bosque y rapado el pelo
la paja al viento dibuja recuerdos
en taimados añiles purulentos
que guardan la sonrisas de ayer
y un par de lágrimas austeras
como lluvia que no llegó al suelo…

Mientras se dibuja la existencia
en perspectiva caballera
a media dimensión entre el ahora
y todo lo que alma espera
muere un todo pequeño
en la nada más inmensa
y un jilguero rompe sus alas
estrellándolas contra su celda
porque no era la libertad lo que cantaba
era su propia pena, su pena…

Sigue el trazo indistinguible
mostrando coordenadas inciertas
de un ser irrebatible
que como herida funesta
desangra y quema…
en todo caso ya no puedo
dudar de mi existencia…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

martes, 14 de febrero de 2012

Días de solo una hora



Fallidos los intentos
de salir de la memoria
y rotos los instrumentos
constructores de la historia
en asonadas vergonzosas
se rebelan los mil demonios
haciendo espiral de sombra
sobre el terco pavor
que detuvo el paso de las horas
las que creí que eran mías
y me llevarían a la victoria…

Hoy solo quedan letras
dispuestas unas tras otras
procesión de ideas sueltas
que no logran la coherencia
ni la pertinente consecuencia
de sanar un alma que no quiere
más salud que el descanso
ni mayor mal del que ya tiene…

La química engañosa abastece
de una fuerza inexistente
una energía sin verbo
un valor sin héroe
y puedo entender y entiendo
la necesidad y el miedo
el peso del lastre y de los años
la dimensión de la sombra que me cubre
y el pulso muerto que me aflige…

Me cuentan de la esperanza y yo la sé
enganchada por el pelo en la bisagra
quebrados sus pies y las manos amputadas
me hace eco con su llanto
mientras dejo pudrir mis huesos
en el lecho de este infinito letargo
porque ya no quedan intentos
y los instrumentos
quebraron fracasados
ganan los mil demonios
que siempre me habitaron
y mantuve ilusamente atados
con hilos dorados de amor sincero
o la plata de los sueños proyectados
con la noble intención verdadera
de ser lo más adecuado
o lo mejor en cualquier caso…

Queda entonces la vela izada
por la química falacia
y el impulso imperceptible
de tus ojos, que según sea el viento
cambian…

Carmen Soriano López
Todos los derechos reservados

lunes, 13 de febrero de 2012

Bajo asedio



Saltimbanquis con dagas por pies
y alguna intención inaprehensible
hieren mi cordura y mis sentidos
acallan el juicio con sus risotadas
y ponen a subasta lo sobrante
las horas sin gasto ni destino
los sueños que no hallaron estante
y la paz que no pude comprar
por haber derrochado lo tenido
en viejos y sucios mesones
que a precio de caviar daban gachas
y falsas estrellas imitadas
en las servilletas dibujadas…

Perforan en cada salto la coraza
que cubría un antiguo vacío
acallado por siglos a tenor
de un iluso latido motor
muelle a conciencia forjado
por la primera ilusión aquella
que hacía de mi cadáver
una aparente marioneta
llena de vida y de sonrisa bella
el hierro se quiebra y la rebaba
se incrusta en mis ojos
que ya solo ven luz rojo sangre
mientras suplican a un dios sordo
que detenga este desgraciado baile…

Carmen Soriano Lopez
Todos los derechos reservados

sábado, 11 de febrero de 2012

ESENCIA



Soy viento atado por palabras
palabras atadas por pensamientos
pensamientos atados por recuerdos
recuerdos atados por emociones
emociones atadas por mentiras
mentiras por el viento alejadas...

Soy viento atado por palabras
no soy nada...

Carmen Soriano López 
Todos los derechos reservados

miércoles, 1 de febrero de 2012

También el gris



En algún lugar profundo
entre la tercera caída
y el último amor infecundo
se quedó la inercia dormida
la ingenua comprensión del mundo
que pintaba sonrisas de vida
en el rostro inerte que sabía
cómo sería cuando llegara el día
muerta la última respuesta
queda la pregunta irresuelta
el sentido
esa mítica quimera
que nos mantiene ilusamente vivos
creyendo el engaño como verdadero
al amor como solución
y como redención la fricción de un beso…

En algún lugar se perdió
junto a la paz y las ganas
quedó el surco vacío
entre el mediastino
y el arcón de las pérdidas
junto al color agonizan
los nombres y los apellidos
de los que fuimos sin razón
y sin razón existimos…

Carmen Soriano Lopez
Todos los derechos reservados

martes, 31 de enero de 2012

Cordeles sin fe


Otra ese, otro eslabón

otro día más que olvidará el que viene

mientras cadenetas la parca teje
con hilos de mi ombligo
incoloros
retorcidos
insípidos
se vacía el contenido de la mente
que hilvana delirio con delirio
y el cubo se estrecha en mi torno
empujo con mis manos la paredes
las golpeo, les escupo y grito
expiro hacia adentro
para mantener el volumen del pecho
obscena resistencia
que solo cederá muriendo…

Entra la aguja y sale el hilo
el escalofrío ralentiza el latido
suspiro…
suspiro….
un poco más está fuera…
otro día más
nada nuevo
otra ese…
y el cordel rodeará mi cuello
elevará el cansancio de mi cuerpo
atará mis muñecas al silencio
y a mis pies coserá mentiras..
saldré de aquí sin vida
ni aire en el pecho...

…feliz marioneta fuera de la caja pervertida…
¿creíste alguna vez que algo era cierto?

Carmen Soriano Lopez
Todos  los derechos reservados